Mejores Mesas de Oficina

Mesas de Oficina

La forma en la que viene evolucionado la industria del mobiliario de oficina, ha cambiado por completo la forma de decorar los espacios de trabajo, dejando atrás los clásicos muebles que solo tenían un propósito funcional para dar paso a opciones que además de ello, brindan comodidad y estilo.

Si bien los sistemas mobiliarios se componen de diferentes elementos, uno que no puede faltar son las mesas; por lo que indistintamente que se trate de una mesa moderna o la más barata, su compra resulta indispensable. Presta atención a las razones del argumento, así como algunos de los mejores modelos de mesas de oficina que te mostramos a continuación. 

Las mesas de oficina más vendidas

Mesa de Despacho con 3 Cajones, Mesa de Oficina o Estudio, Modelo Stil, Acabado en Gris Antracita y Roble Alaska, Medidas: 136 cm (Ancho) x 67 cm (Fondo) x 74 cm (Alto)
Mesa de Despacho con 3 Cajones, Mesa de...

¿Por qué comprar mesas de oficina?

Sea que desees la mejor mesa para tu despacho, o un modelo para incluir en cualquier otro espacio, equipar el despacho con este elemento siempre será una buena decisión; la razón de ello es simple, se trata de un mueble totalmente funcional lo que hace necesaria su compra.

Esta clase de mobiliario, es el corazón del diseño de un despacho y la clave en la optimización del espacio de trabajo, a fin de cuentas, representa uno de los elementos indispensables para que los trabajadores interactúen y desempeñen sus funciones con comodidad.

Sin embargo, para que todo esto sea posible, es indispensable elegir el tipo o modelo correcto, no puede por ejemplo comprar mesas de recibidor para una sala de conferencias. La opción elegida tiene que cumplir con ciertos criterios; en primer lugar, ser ergonómico, en segundo, encajar con el espacio, y por último, tener utilidad.      

De acuerdo a la distribución, forma, tamaño y disposición de las mesas de oficina, se condiciona considerablemente el resultado final de cualquier estancia, por lo que su diseño, debe armonizar con el resto del mobiliario. Por fortuna, se consiguen opciones que integran lo funcional y lo estético ofreciendo soluciones innovadoras.

A diferencia de las mesas de centro que suelen cumplir una función decorativa, las mesas de oficinas requieren espacio para colocar diferentes elementos, necesitando ser además de bonitas, funcionales, por ejemplo distribuir la colocación de los periféricos, incorporar cajones es las que guardar documentos o guiar los cables de aparatos electrónicos, la meta será comprometer en menor medida el espacio y orden.

Aunque en la actualidad, sobran opciones versátiles para elegir, cada oficina es un micro universo que recibe distintos gustos, necesidades y preferencias, por lo que no todas se ajustarán; para que no te agobies buscando la indicada, nos hemos dado a la tarea de seleccionar los principales tipos disponibles. 

Tipos

Lo que leerás a continuación, son los detalles, características y funcionalidades de los diferentes tipos de mesas que son aptas para colocar en una oficina y que esta sea funcional y con alta estética. Puedes comprar cualquiera de estas.

Rectangular

Uno de los tipos más comunes de mesas de oficina es la rectangular, esto se debe a la forma en la que su estructura aprovecha el espacio, llegando incluso a ocupar hasta un 50% respecto a otros modelos. Pero esta no es la única ventaja, tocando el tema de la funcionalidad, las mesas rectangulares de oficina se prestan para diseños colaborativos y además son baratas.

De manera que si deseas una mesa que te permita opciones de configuración,  crear disposiciones abiertas o agrupar varias de ellas en clusters o bancadas operativas de 4, 6 y hasta más, no dudes que son tu alternativa ideal.

En  “L”

La particularidad que define a estas mesas es que incluyen extensiones que sirven de apoyo para los periféricos, expediente, archivos y todo aquello que suele consultarse con frecuencia a lo largo del día, por lo que son ideales para espacios y tipos de trabajos concretos.

En contraposición, los modelos en “L” limitan un poco el acceso al puesto de trabajo, haciéndolo un tanto más cerrado si se compara con una mesa rectangular, pero bien lo compensan al ofrecer un nivel estético que marca jerarquía, siendo masas perfectas para despachos direccionales.

Con forma

También conocidas como mesas con alas, son el perfecto complemento de oficinas en las que se desea un estilo más fresco sin renunciar a la funcionalidad, pues pueden ir apoyadas sobre patas, cajones o armarios, maximizando el espacio.

Prácticamente, se trata de un punto intermedio entre la mesa rectangular y la de tipo “L”, puesto que presume tanto de la eficiencia de la primera, como de lo moderno y dinámico de la segunda convirtiéndose en una de las opciones más buscadas.  

Operativas

Estas mesas modernas son las indicadas para puestos de trabajo, por lo que es común encontrarles emplazadas en los espacios de trabajo de cualquier oficina; debido al uso prolongado al que se someten, y las probabilidades de sufrir desgaste, son mesas elaboradas en materiales robustos y de calidad, lo que garantizará la durabilidad y resistencia.

Otro punto destacado de este tipo de mesa es la ergonomía, lo que sumado a la electrificación, le confieren al usuario mayor comodidad, ajustándose a sus necesidades, de ahí que vienen en diferentes diseños, tamaños y acabados.

De dirección

Aunque los despachos de gerencia y de altos cargos son los que regularmente incorporan esta clase de mesa moderna y funcional, hoy en día es común verles en otros espacios de las empresas, incluso en cubículos pequeños; la razón es sencilla, se habla de modelos caracterizados por estar construidos en materiales de primera calidad. 

El punto focal de sus diseños la estética,  por lo que aportan distinción a los diferentes espacios en los que se incorpore, sin que ello implique renunciar a la comodidad y funcionalidad que requiere cualquier mobiliario para oficina.

Para reunión

El objetivo que persigue este tipo de mesa para el despacho, difiere bastante del resto de las anteriores, de ahí que sus características también sean diferentes, evidentemente lo primero es el tamaño; al no tratarse de mesas individuales, por regla, sus dimensiones tienen que ser lo suficientemente grandes para acoger varias personas en simultáneo.

Dentro de cualquier sala de reuniones, estas mesas representan el elemento más importante, convirtiéndose en la pieza que despierta mayor atención, motivo por el cual su elección debe tomarse con cuidado, la idea es que cumplan su propósito y creen un impacto positivo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.